Archivo mensual: febrero 2014

Un avance argentino contra el cancer


Científicos argentinos le ponen la firma a un avance notable en la lucha contra el cáncer

En un trabajo preciso y monumental, que esta semana merece la tapa de Cell, la revista más importante de biología celular.

Cura Cancer 2014

Liderados por el doctor Gabriel Rabinovich, director del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme), Diego Croci y otros colegas no sólo contestaron una de las “preguntas del millón” en esta patología que puede desafiar hasta las estrategias más imaginativas para detenerla -¿por qué ciertos tumores son refractarios a las terapias actuales?-, sino que además describieron una forma de bloquear el mecanismo de escape tumoral.

El trabajo, que se realizó en ratones, ya dio lugar a una patente y el Conicet está en tratativas con una compañía internacional para hacer las pruebas clínicas en seres humanos, que permitirían llevar este descubrimiento a “la cama del paciente”.

How Tumors Escape VEGF Blockade  (VIDEO)

http://youtu.be/GGXCGOpDqno

“Es el trabajo con mayor información que haya visto en cualquier grupo científico -dijo el ministro de Ciencia, Lino Barañao, durante el anuncio realizado ayer en el Ibyme-, y un aporte excepcional al conocimiento. Los científicos argentinos han sido siempre muy eficientes, pero una cosa es la eficiencia y otra la eficacia: lograr dar en el blanco. Como en el arte, en la ciencia hay artesanos y artistas. La mayoría somos artesanos.”

Todo empezó con el intento de saber por qué hay pacientes que no responden a las terapias actuales o lo hacen parcialmente.

“Los tumores emplean varias estrategias para hacer metástasis -explica Rabinovich-. Una de las que descubrimos nosotros y estudiamos durante muchos años es la evasión de la respuesta inmune. Otra muy importante es formar nuevos vasos sanguíneos [angiogénesis].”

En los años setenta, Judah Folkman planteó la teoría de que las células cancerosas necesitan oxígeno y nutrientes para multiplicarse y postuló que si pudiera cortarse ese suministro se lograría la regresión del tumor. Desde ese momento, los investigadores se concentraron en encontrar cuáles eran las moléculas (mediadores) que causan la angiogénesis, para así poder bloquear o regular la creación de vasos sanguíneos.

En los ochenta, Napoleone Ferrara descubrió que la clave era el “factor de crecimiento endotelial” (o VEGF, según sus siglas en inglés), y se desarrolló un anticuerpo monoclonal para bloquearlo y “matar de hambre” a los tumores.

“Realmente fue una revolución en la oncología, que hasta ese momento sólo se basaba en la quimioterapia -cuenta Rabinovich-. Esto funcionó para los cánceres de hígado, de colon y recto, de pulmón y de mama. La FDA (la autoridad regulatoria de los Estados Unidos) aprobó esta terapia para la mayoría de los tumores. A muchos les va bien, a otros les funciona durante un tiempo y hay algunos que tienen sensibilidad limitada al tratamiento. La pregunta era por qué.”

Todo hacía suponer que, en ausencia de VEGF (que había sido bloqueado), había algún otro mecanismo que seguía impulsando la creación de vasos sanguíneos. Se empezó a especular con que debía haber una “angiogénesis compensatoria”.

El equipo de Rabinovich pudo detectar que, después del tratamiento con anti-VEGF, los tumores refractarios mostraban niveles de hipoxia (falta de oxígeno) mucho más altos que los sensibles, y también expresaban niveles mayores de una antigua conocida: la proteína que venían estudiando desde hacía años, galectina-1 (o Gal-1).

“Lo que vimos es que en los tumores sensibles al tratamiento las células que forman los vasos sanguíneos están recubiertas de un «escudo» de azúcares (ácido siálico) que impide que la galectina se una a la célula -describe Rabinovich-. Pero los vasos de los tumores refractarios carecen de ese escudo, y eso permite que la galectina se una a un receptor, mimetice y reemplace totalmente al VEGF de una forma tal que promueve la angiogénesis igual que si éste estuviera presente.”

Para probar la veracidad de estos hallazgos, los científicos siguieron adelante y lograron transformar tumores sensibles en refractarios y viceversa, bloqueando o no la galectina-1. Trabajando con ratones knock out (manipulados genéticamente), a los que les eliminaron el “escudo” de ácido siálico, vieron que sus tumores inmediatamente hacían angiogénesis compensatoria y se transformaban en refractarios al tratamiento con anti-VEGF. En el caso opuesto, cuando desaparecían los receptores específicos de Galectina-1, los tumores refractarios se hacían sensibles al tratamiento con antiVEGF.

“Todo esto nos llevó a proponer un tratamiento -explica Rabinovich-. Empleamos un anticuerpo que habíamos desarrollado en colaboración con el Dana Farber Cancer Institute, que bloquea la galectina-1 (anti-Gal-1) e hicimos un cóctel que combina ambos anticuerpos monoclonales (anti-VEGF y anti-Gal-1). Pudimos comprobar que en el momento en que el tumor se está haciendo refractario al primero, si le inyectamos el segundo lo volvemos sensible al tratamiento. Con sólo un cóctel de dos anticuerpos.”

Y enseguida agrega: “A diferencia de lo que ocurre en cualquier órgano, en los tumores hay una angiogénesis «aberrante»: los vasos son muy caóticos… Le dan algo de oxígeno, pero no sirven mucho, porque no permiten que llegue bien la quimioterapia ni las células de nuestro propio sistema inmune. En una etapa temprana, el anticuerpo antiGal-1 hace que se normalicen los vasos sanguíneos, y permite que el sistema inmune pueda migrar, llegar al tumor y eliminarlo.”

Este avance, que también fue elegido como el trabajo del mes por la revista Cell,  ya está cosechando elogios de algunos de los mayores expertos mundiales en el tema.

“Creo que se trata de una investigación fabulosa, que responde muchas preguntas acerca de porqué las terapias anti-VEGF no funcionan tan bien como deberían e identifica nuevos blancos para nuevas terapias que podrían combinarse con ese enfoque -escribió la doctora Lisa Lisa Coussens, especialista en microambiente tumoral y directora de Investigación Básica del Knight Cancer Institute-. El laboratorio del doctor Rabinovich debería sentirse MUY (sic) orgulloso de esta contribución.”

Para Coussens, este conocimiento y la identificación de un importante mecanismo regulatorio muy probablemente podrán ser trasladados a la clínica en combinación con las estrategias antigangiogénicas y tal vez también con nuevos tipos de terapias inmunes.

Desde sus comienzos, esta investigación fue financiada totalmente con subsidios locales otorgados por la Agencia Nacional de Promoción Científica, el Conicet, la Fundación Sales y la familia Ferioli y Ostry. La parte experimental fue realizada íntegramente en la Argentina, pero contó con el apoyo intelectual de Carlos Bais, de Genentech, Enrique Mesri, de la Universidad de Miami, y Margaret Shipp, del Dana Farber Cancer Institute. Por ahora, los científicos subrayan que aunque los resultados de laboratorio son muy positivos, esta estrategia todavía no está disponible como tratamiento.

MAS INFORMACIÓN:

Anti- VEGF Refractory Tumors

http://www.cell.com/abstract/S0092-8674(14)00136-6

http://youtu.be/GGXCGOpDqno

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1664045-un-avance-argentino-contra-el-cancer

Guarda corazon

Anuncios

Aula Virtual Planetaria


EL PAPA FRANCISCO QUIERE CREAR

UN AULA VIRTUAL PLANETARIA

PAPA ScholasEn diciembre pasado, altos ejecutivos de Google, Oracle y Telefónica (entre ellos el CEO de esta última, José María Álvarez Pallete) se dieron cita por primera vez en El Vaticano, convocados por Francisco “para hablar acerca de cómo colaborarán en hacer realidad técnicamente a nivel mundial las  Scholas Occurrentes”,   el nombre en latín de esta red de Escuelas para el Encuentro, que impulsa el Papa argentino a través de la Pontificia Academia de Ciencias de la Santa Sede. Quien así lo explica a Infobae es José María del Corral, uno de los directores que el Papa designó al frente del proyecto.

Cuando Jorge Bergoglio asumió como Sumo Pontífice, el 19 de marzo del año pasado, en primera fila, asistiendo a la misa de entronización, estaban sentados dos amigos que hizo venir especialmente de Buenos Aires. Uno era un cartonero; el otro vestía guardapolvos de maestro. Ese delantal blanco de José María del Corral intrigó a los medios del mundo. ¿Sería el enfermero del Papa?, se preguntaron algunos.

En realidad, Del Corral, que es director del Colegio San Martín de Tours, en la avenida Figueroa Alcorta (ciudad de Buenos Aires), además de teólogo y pedagogo, vestía así por pedido del flamante Papa. Todo un mensaje, que cobró más significación cuando, meses más tarde, en agosto de 2013, y en presencia de las estrellas del fútbol argentino e italiano Lionel Messi y Gianluigi Buffon, el Papa anunció el lanzamiento del proyecto Scholas Occurrentes, nombrando como directores a Del Corral y al también argentino Enrique Palmeyro, encargado por Bergoglio, en sus tiempos de Cardenal, de la relación con los cartoneros, entre otras tareas.

“Para que haya una cultura del encuentro tiene que haber una educación para el encuentro”, dice Del Corral explicando los fundamentos de la iniciativa. Para curar la enfermedad del mundo –agrega- cuyos síntomas son la guerra y la violencia, hay que “recrear una educación distinta, que recupere una mirada antropológica que hemos perdido, que recupere los valores humanos esenciales y que abarque toda la realidad que viven los chicos, es decir, una mirada holística: todos tenemos un lugar en esta realidad educativa: médicos, policías, artistas… el Papa llama a todos”.

Pelota, libros, merienda

Por eso la convocatoria a astros del deporte. Vale la pena recordar las palabras que el Papa les dirigió aquel 13 de agosto del año pasado a los miembros de los seleccionados de fútbol de Argentina e Italia: “Queridos jugadores, quisiera recordarles especialmente que, con su modo de comportarse, tanto en el campo como fuera de él, en la vida, son un referente. (…) El bien que ustedes hacen es impresionante. Con su conducta, con su juego, con sus valores hacen bien, la gente los mira, aprovechen para sembrar el bien. Aunque no se den cuenta, para tantas personas (…) son un modelo, para bien o para mal. (…) Ustedes también son artífices del entendimiento y de la paz social (…). Ustedes son referencia para tantos jóvenes y modelo de valores encarnados en la vida” (el discurso completo).

Del Corral lamenta que el tema educativo, que estuvo en el centro de aquella reunión de los futbolistas con el Papa, haya sido mayormente ignorado por la prensa, que prefirió concentrarse en el partido amistoso que luego jugarían los seleccionados en honor a Francisco. Sin embargo, recuerda que tanto Buffon como Messi rescataron en ese encuentro la importancia de sumarse como “educadores”, como gente que, desde una concepción amplia de la educación, tiene un papel que cumplir ante los jóvenes. “El Papa nos dijo: ‘unid escuelas, deportes populares y solidaridad’ –explicó por su parte Enrique Palmeyro a Rome Reports. Con estos valores, con estos deportistas que los chicos miran, e imitan, queremos también difundir los valores y la educación”.

“Francisco –explica Del Carril- quiere unificar el fútbol con la educación, para incorporar a los millones de niños que en el mundo no están escolarizados. La idea es recuperar la tradición de sacerdotes como Juan Bautista Lasalle, Marcelino Champagnat o Don Bosco: pelota, libros, merienda, como pivotes de una educación para el encuentro. Hoy es la pelota y también la play porque los chicos ya no pertenecen a una única escuela ni se educan en un solo país. Desde chiquitos están conectados al mundo. Por eso la idea es la escuela después de las escuelas, que no sean las paredes del aula las que definan la identidad de una escuela”.

El objetivo es que puedan conectarse incluso los niños que no están escolarizados. El amigo del Papa recuerda que, en un viaje a Paraguay, vio escuelas que no estaban conectadas pero donde los alumnos tenían celulares. “Estamos estudiando cómo incorporar a estos chicos a la red desde sus celulares”.

Un proyecto en tres etapas

Una primera etapa es la conexión de las escuelas a la red para el intercambio de proyectos. “No es sólo subirse a la red, sino retroalimentarse para ir creando esa aula virtual”, explica.

“Esa aula mundial hay que pensarla, diseñarla, construirla –sigue diciendo. Hay que crear el soporte digital que permita a todas las escuelas del mundo conectarse e intercambiar experiencias”. Por eso la reunión con las empresas más relevantes del mundo digital.

La segunda etapa es por lo tanto la concreción de esa aula virtual de la cual todos los chicos, incluso los no escolarizados, puedan participar.

“Finalmente, en una tercera etapa, la idea es pasar de la virtualidad a los encuentros físicos, reales. A través del arte, el deporte y desde diferentes posiciones económicas, religiones y realidades sociales. Unir lo lúdico con el arte y generar acciones transformadores de la realidad inmediata. El mismo trabajo que veníamos haciendo con él en la diócesis de Buenos Aires, con las Escuelas de Vecinos”, agrega.

En efecto, tanto Del Corral como Enrique Palmeyro vienen trabajando en esto con Jorge Bergoglio desde hace mucho tiempo. “Cuando asumió como Arzobispo de Buenos Aires, a fines de los 90, me nombró en el Consejo General de Educación del Arzobispado”, recuerda el director del San Martín de Tours, que hoy preside ese organismo. “En el año 2000, en Plaza de Mayo, en el marco del Diálogo Interreligioso a nivel educativo, plantamos, con chicos de todas las escuelas porteñas, un olivo”. En la vigilia por la paz en Siria en plaza San Pedro el pasado 7 de septiembre el Papa hizo referencia a ese acto. Además, en el decreto de creación de las Escholas Occurrentes se menciona como antecedente la experiencia porteña de las Escuelas de Vecinos.

Fútbol por la paz

Scholas Occurrentes no es sólo un programa del vaticano sino un movimiento mundial, aclara el director de la red. Y también ecuménico. “La primera institución que se conectó a la red desde Argentina es la ORT que es una escuela judía”, dice Del Corral.

“El movimiento de Scholas tiene como emblema el olivo. Por eso el Papa entregó uno a Lionel Messi y a Buffon, como símbolo de que el fútbol debe volver a ser lugar de encuentro y promesa de paz a través del aspecto formativo que tiene este deporte”. En marzo, en coincidencia con el primer aniversario de Francisco como Papa habrá otra reunión de deportistas y educadores para compartir las primeras experiencias del proyecto. Además, al término del Mundial de Fútbol en Brasil, jugadores de fútbol cristianos, judíos y musulmanes participarán del primer partido de fútbol por la Paz del mundo organizado por Scholas Occurrentes.

“Seguiremos llevando el Olivo del Encuentro por la Paz a través de la educación por todo el mundo y hasta lograr la inclusión del último niño hasta hoy excluido”, anuncia Del Carril.

Una síntesis del proyecto en el video a continuación:

PAPA Video Scholas

http://www.scholasoccurrentes.org/

 Fuente: http://www.infobae.com/2014/02/01/1540923-el-papa-francisco-quiere-crear-un-aula-virtual-planetaria

Guarda dorada